Cerrar

    Los productos de la belleza capilar

    Expertos resuelven las dudas sobre los cuidados del pelo.

     
    A los tradicionales champú, acondicionador y mascarilla se han sumado en los últimos años revolucionarios productos cosméticos que prometen desde domar el pelo más rebelde hasta asegurar que si lo somete a un baño de sol se conservará inmune (en el mejor de los casos) a los nocivos rayos solares. Y, mejor aún, no faltan las nuevas tecnologías cosméticas, como los sueros, que aseguran dar más fortaleza y calidad al pelo que viene en camino. Hay de todo como en botica. A continuación les explicamos para qué sirven algunas de esas ayudas cosméticas que hacen parte del cada vez más diverso y amplio arsenal de la belleza capilar.

     

    Champús: Estos productos están hechos con una doble función: cuidar y nutrir el cabello natural o tratado (que ha recibido tintes o ha sido sometido a procesos de decoloración, iluminaciones o mechas) y proteger el cuero cabelludo de cualquier tipo de daño como el causado por factores ambientales como el aire, el viento, el sol, el cloro de las piscinas, etc., y por factores mecánicos como el uso de productos alisadores, secadores y planchas que provocan, entre otros problemas, resequedad, debilidad y opacidad en la fibra capilar y aparición de horquilla. Los hay también para tratar problemas como caspa, exceso de grasa, caída y sensibilidad.
     

    Acondicionadores o bálsamos: Pueden parecer lo mismo, pero no lo son. Los primeros ayudan a eliminar residuos y se usan luego de lavar el pelo. Al igual que los bálsamos, proporcionan sedosidad y brillo y facilitan peinarlo porque lo hidratan. Los bálsamos pueden usarse con el pelo seco. Estos, a diferencia de los tratamientos, tienen una acción más superficial.

     

    Mascarillas: Es el paso obligatorio en todo tipo de pelo, sea tratado o no, y el complemento del lavado (en el que se retira el exceso de grasa, sudoración y residuos de productos como lacas, geles y tratamientos portables, como las cremas para peinar). Estos productos recuperan las puntas secas y también pueden tratar el pelo en su totalidad, en especial cuando ha sido sometido a procesos de decoloración. Se debe usar una pequeña cantidad, del tamaño de una nuez, de medios a puntas, y retirar según lo indique la etiqueta del producto (por lo regular se deja 5 minutos). Hecho esto, no seque el pelo frotándolo con la toalla porque esto estimula la aparición de horquilla. Es preferible que retire el exceso de humedad haciendo ligeras presiones con la toalla.

     

    Tratamientos portables: Se usan inmediatamente después de que se retira el exceso de humedad del pelo. Estos productos son conocidos como texturizantes portables y están diseñados con fines específicos: facilitar el peinado con plancha y/o secador; definir rizos; dar más cuerpo, volumen, brillo y color, etc. Su uso es parecido al de un bloqueador solar facial porque cuida el pelo hasta el próximo lavado. Estos tratamientos tienen componentes que se activan con el calor del secador o la plancha y protegen la fibra capilar. Otros la protegen de las agresiones del medio ambiente, como los rayos solares.

     

    Selladores de puntas: Su uso es específico para esta parte del pelo, que pierde escamas de manera natural después del lavado y cepillado, especialmente en los más delgados. Les proporcionan humectación, ayudan a cerrarlas y mantenerlas hidratadas, y son ideales cuando se presenta descamación de la fibra capilar y horquilla por tracción del pelo al someterlo con frecuencia a peinados que lo revientan, o por el abuso de secadores, planchas y procesos químicos. El producto puede aplicarse en el pelo seco después del blower o tras el secado con la toalla, y no se retira sino hasta el siguiente lavado. Algunos selladores contienen protección UV y componentes disciplinantes que dejan el pelo más sedoso.

     

    Geles: Son productos que protegen el pelo de la acción del secador y de la plancha, pero también mantienen la forma del corte y del peinado. Los hay para facilitar el peinado, definir las ondas o lisos y conseguir blower con más movimiento y mejor acabado. Dan un aspecto húmedo y brillante. Los mouses o espumas dan más volumen desde la raíz en personas con poco pelo o muy corto. Estructuran y definen peinados o rizos y doman el pelo más rebelde.

     

    Ceras: Están hechas para finalizar el peinado. Existen productos de textura ligera y suave que ayudan a fijar y controlar el pelo; otros son más untuosos, dan más textura y mejoran la apariencia del corte. Antes de aplicarlas se calientan un poco frotándolas en las manos. No faltan las que están diseñadas para darle más movimiento y definición al corte, especialmente en el cabello corto o delgado. Las lacas también figuran en esta categoría de styling, protegen el pelo del calor, dan luminosidad, control y definición.

     

    FLOR NADYNE MILLÁN

    Ultimas Noticias